Acceso webmail
Flecha Atrás
Publicado por Fabián Rojas :: 09-02-2018 ::

OBRA SOBRE MALVINAS Y FRANCESES EN EL SIGLO XVIII

“Creo que es mi mejor aporte en mi tarea de investigador”

El historiador Edgardo Mendoza se refiere a su nuevo libro en espera de edición. Es una gran contribución al reclamo argentino por Malvinas.


“El libro ya está escrito y está hecho en tiempo record, estoy asombrado con la velocidad con que he trabajado. Creo que es mi mejor aporte en mi tarea de investigador en mis casi 35 años de trabajo, pero que yo lo piense no quiere decir que lo sea”, dice, con su habitual humildad, el profesor de la UNSJ Edgardo Mendoza, destacado historiador sanjuanino. Se refiere así a su nuevo documento de historia, libro del cual Mendoza afirma: “Es un granito de arena que suma a nuestro reclamo de soberanía por las Islas Malvinas”. Aún sin título definitivo (estima denominarlo “Las Malouines” o bien “Fascinado por Malvinas”, en alusión a Louis Antoine de Bougainville, militar y navegante francés, colonizador de las islas), está en espera para ser publicado. El historiador se entusiasma con conseguir fondos y lograr su edición e impresión para presentarlo el mismo 2 de Abril próximo, cuando se cumplan 36 años de la Guerra de Malvinas.

El texto aborda la colonización francesa de las Islas Malvinas, cuando aún esas tierras no tenían nombre. “Los franceses comenzaron a colonizarlas desde 1763. En Las Malvinas nunca hubo presencia humana, nunca hubo un pueblo originario, estuvieron permanentemente desocupadas y no tenían un nombre claro. Por diferentes razones, en Francia se decidió constituir una compañía para colonizar las islas, que se creó en la ciudad de Saint Malo, un puerto marítimo muy importante de Francia. A las mujeres de allí se las llama Malouines y, desde un primer momento, ellos dieron como nombre a esas islas así, Malouines, luego esa denominación se castellanizó como Malvinas”, narra Edgardo Mendoza.

El historiador cuenta que esos franceses llevaron a las islas colonos procedentes de Quebec, Canadá, quienes estuvieron tres años allí y fundaron una ciudad que bautizaron como Saint Louis. “Esa colonia se empezó a desarrollar hasta que en un momento dado se enteró el Rey de España, quien era legítimo propietario porque eso era parte del Imperio español. Entonces mandó a su embajador en Francia a reclamar esas islas a los franceses, quienes reconocieron que era territorio de España, que era soberanía española”, relata Mendoza. Y remarca: “Esto es importantísimo porque los herederos de la soberanía española sobre Malvinas somos nosotros, los argentinos. Lo bueno es que en aquel momento lo reconoció el Rey de Francia, quien dio una orden –que por supuesto está en mi libro- mandando a devolver las islas”. Sin dudas, un hito crucial que viene a sumar a la causa de reclamo de soberanía por las Islas Malvinas. En la cronología, los hechos se sucedieron y, en 1833, los ingleses tomaron Las Malouines. Otra historia comenzaba.

Información publicada por Prensa Institucional de la UNSJ.